Estudiar en el extranjero

9 ventajas de estudiar en el extranjero

Si estás pensando en estudiar en el extranjero, aprender otro idioma o mejorar tu currículum no son las única ventajas.

Instalarse en el extranjero para cursar parte de los estudios en otro país es una importante decisión que supone un considerable esfuerzo económico y personal. Pero también es una opción que implica muchos e interesantes beneficios.

Si tu ilusión es estudiar en otro país, seguidamente destacamos algunas de las principales ventajas con las que será recompensado tu esfuerzo. 

  1. Aprender o perfeccionar un segundo idioma. Vivir durante una larga temporada en otro país exige poder comunicarse en el idioma nativo. Y mucho más si tienes que estudiar en esa lengua. Aprender o perfeccionar el idioma suele ser uno de los objetivos prioritarios de las personas que deciden estudiar en el extranjero.
  2. Mejorar el nivel educativo. Sobre todo si viajas para completar un máster o unos estudios de post-grado.  En cualquier caso, trasladarse a un país extranjero para estudiar -ya sea un máster, el bachillerato o algunos años de la carrera- supone mejorar el nivel académico de un estudiante, completando las enseñanzas y experiencias adquiridas en el propio país.
  3. Hacer nuevas amistades. Conocer gente nueva es una de las principales consecuencias de cambiar tu lugar de residencia. Son personas con las que podrás establecer vínculos especiales y que podrían jugar un importante papel en tu futuro. Tanto personas nativas del país que te acoja, como de otras nacionalidades que también hayan decidido completar sus estudios en el extranjero: el intercambio cultural está garantizado.
  4. Conocer lugares maravillosos. Pasar una larga temporada en un país diferente al tuyo te dará la ocasión de visitar sus rincones, incluso aquellos que no figuran entre sus principales ofertas turísticas. Todos los países europeos ofrecen opciones muy especiales en este sentido.
  5. Descubrir nuevas culturas. Cada país, e incluso cada ciudad, tienen sus propias costumbres, su propia gastronomía y sus propias tradiciones que sólo es posible conocer en profundidad conviviendo con sus habitantes por un tiempo más o menos largo. 
  6. Experimentar nuevos sistemas de enseñanza. El sistema educativo varía en función del país europeo que elijas. Siempre es enriquecedor conocer sistemas educativos distintos al propio.
  7. Mejorar tu currículum. Completar tu expediente con titulaciones extranjeras aumenta el interés de tu perfil profesional, tanto para empresas que puedan ofrecerte un empleo como para centros educativos donde quieras optar a  una oportunidad.
  8. Conseguir un trabajo mejor y con mayor remuneración. Está demostrado que las personas que han realizado parte de sus estudios en el extranjero suelen obtener mejores trabajos y mayores salarios, puesto que las grandes empresas valoran especialmente los perfiles con complementos internacionales. También podrás optar con mayores garantías a puestos de trabajo en el extranjero.
  9. Fortalecer el carácter y la capacidad de superación. Estar lejos de la familia y del hogar favorece la reflexión y el fortalecimiento de las propias creencias y valores. La  obstáculos a los que una persona que estudia en un país distinto al suyo debe hacer frente en su día a día, favorecen su madurez y su capacidad de superación ante las adverisdades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *