Tradiciones alemanas

Las tradiciones alemanas en Navidad

La Navidad en Alemania: costumbres entrañables .

Desde la primera semana de diciembre empieza a celebrarse la Navidad en Alemania. Es la época de Adviento (Adventus: llegada, advenimiento del niño Jesús). Se trata de una estación llena de tradiciones y de ilusión en el país germánico.

Calendario de adviento: es una de las más dulces tradiciones navideñas. Aunque ahora se compran en los supermercados, antiguamente eran los padres quienes los fabricaban y adornaban para sus hijos. Es un calendario que tiene 24 ventanitas, cada una de las cuales esconde una pequeña sorpresa dulce (caramelo o chocolate). Desde el uno de diciembre y hasta el día de Nochebuena, cada mañana los niños abren la ventanita correspondiente y descubren su regalo para ese día. Una manera de celebrar con ilusión la espera hasta que llegue la Navidad.

Corona de adviento. También al principio de diciembre, las familias empiezan a decorar sus casas con adornos navideños: estrellas, figuras decorativas, el popular árbol... Una de las más tradicionales es la corona de adviento que se coloca encima de la mesa del comedor. El primer domingo del adviento se enciende la primera vela de la corona, el segundo la segunda y así hasta la cuarta vela que se enciende el último domingo. Desde la antigüedad, las ramas de abeto eran colgadas del techo durante el invierno para evitar la entrada de espíritus malignos y alimentar  de esta manera la espera del retorno de la primavera. Durante la época medieval, no sólo las ramas, sino árboles enteros se decoraban en determinadas celebraciones. Este fue el origen del árbol de Navidad. Persiste todavía en Baviera la tradición primaveral del árbol de mayo: MAIBAUM

El 6 de diciembre es el día de San Nicolás. Una tradición que se comparte  con otros países europeos como Holanda, Bélgica, Francia...  San Nicolás es el  predecesor “verdadero” de Papa Noel. Se dice que San Nicolás regala caramelos a los niños que se han portado bien, mientras que el personaje oscuro que le acompaña durante su viaje, tiene por misión castigar los niños traviesos… Este personaje recibe distintos nombres en función del país:  se llama le Père Fouettard en Francia,  Schmutzli o Krampus en Suiza…

Galletas y comida en general. Una de las mejores partes de la Navidad alemana tiene que ver con la deliciosa comida que se prepara durante esta época. Destacan los Plätzchen (las galletas de Navidad), pero también el bollo de Navidad (Christstollen), los panecillos de especias (Lebkuchen) o el pan de frutas (Früchtebrot).  En todas las casas se cocina algo especialmente bueno para comer: carpas, ganso o un delicioso asado, un pastel… distintas delicias que se preparan en casa con especial cariño para disfrutar en familia. 

Mercadillos navideños. El Adviento es por supuesto la estación de los Weihnachtsmärkte (mercados de Navidad) donde se pueden comprar decoraciones artesanales o algunas de las especialidades culinarias de la Navidad (por ejemplo especias) pero lo más divertido (y peligroso..) para los adultos es el Glühwein (el vino caliente) que se bebe para combatir las temperaturas frías, a menudo bajo cero, en las tardes de los mercados bellamente iluminados por las luces de Navidad.

En algunas ciudades del Sur de Alemania (Baviera) hay otra bonita tradición:  el Niño Dios (das Christkind), que es un joven actor(o actriz) disfrazado de ángel, anuncia  el comienzo del adviento inaugurando oficialmente el mercado de Navidad, como muestra el siguiente video.

En Alemania la religión predominante es el cristianismo, en sus ramas católica y protestante, principalmente. Ambas celebran servicios religiosos en NocheBuena a los que es tradicional asistir en familia. Son famosas las canciones de Navidad (Stille Nacht, heilige Nacht),  y cuando los coros empiezan a cantar, es como si la magia de la Navidad se hiciera presente e invadiera cada rincón de la iglesia, cada corazón. Es un momento lleno de emoción.

Los niños pueden abrir sus regalos después del oficio religioso o al día siguiente, el 25 de diciembre. El 26 de diciembre, “segundo día” de Navidad es en Alemania un día festivo, como en Cataluña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *